RAZON  Y  CONCIENCIA

 

Los grandes MAESTROS DE LA LOGIA BLANCA, en todos los tiempos, en todas las edades, y en todas las latitudes, han expuesto la doctrina del FUEGO Y LA LUZ, sin el uso de la razón. Cuando estudiamos el proceso de elaboración de la doctrina de la LOGIA BLANCA, diseminada por el mundo bajo multiples modalidades de expresión, vemos que están plenas de sabiduría y ausentes completamente de razón.

 
Solo aquel que posee la conciencia despierta
puede realizar los grandes prodigios, a través de su Santa Vara
que es la columna vertebral
 

El conocimiento objetivo, real, es solamente aquel que se adquiere con la Consciencia Despierta y no con la razón. Por medio de la razón logramos adquirir cierta información; pero, solamente con la Consciencia Despierta, es como adquirimos conocimiento consciente.

La información acumulada no es conocimiento.

Acaso alguien, por el hecho de haber recibido amplia información en torno a los mundos suprasensibles, o a los cuerpos internos, podría decir que los conoce... No, simplemente ha tenido información oral o escrita, pero nada más que información; otra cosa muy diferente es el verlos, utilizarlos conscientemente, tener pleno conocimiento consciente de ellos.

Aceptamos un «conocimiento racional», pero este, nada tiene que ver con el Conocimiento Consciente. Toda aquella sabiduría adquirida por medio de la razón, va a ser depositada en la memoria, y la memoria es como una canasta o cesto que no retiene el agua que se deposita en ella; sino, apenas un poco de humedad, pasada esta, ya no queda nada y todo el saber acumulado, toda la información recibida, se pierde, se olvida. EL CONOCIMIENTO CONSCIENTE es aquel que jamás se olvida, a no ser que se “caiga” en la inconsciencia propia del animal racional.

El conocimiento racional tiene su tiempo, se diluye, se disuelve con el tiempo, y finalmente deja de ser. EL CONOCIMIENTO CONSCIENTE es aquel que permanece por siempre, aquel que no es destruido por el tiempo; porque la CONSCIENCIA está más allá del tiempo, de la eternidad, de la mente, y de eso que es la voluntad.

Es este conocimiento el que pregona la ORDEN ROSA CRUZ, el CONOCIMIENTO CONSCIENTE, la vida consciente, el arte consciente, el amor consciente, la libertad consciente, etc. No negamos de ninguna manera el valor formidable, maravilloso que tiene la razón; pero, definimos claramente, que todo ese valor dado a la razón, es únicamente por el ego.

La razón es un maravilloso instrumento de expresión del EGO, o sea que por medio de razón es como se manifiesta el ego, o también podemos decir que la razón es el mismo ego. Entonces el ego se considera insustituible, formidable, maravilloso, etc.

Queremos, y realmente anhelamos eliminar al EGO, disolverlo, reducirlo a polvareda cósmica, a nada. Al decir esto, claramente expresamos que también anhelamos disolver la razón.

Entiéndase bien, queremos la disolución del ego, de eso que es la mente y la razón; anhelamos el despertar de la consciencia, de la Chispa Divina, de eso que es DIOS en la criatura humana.

Alguien diría que los ROSACRUCES quieren ser irracionales, o son IRRACIONALES; podrá el ROSACRUZ ser considerado ARRACIONAL, pero el ROSACRUZ es HIPERRACIONAL, o SUPRA RACIONAL, y sus funciones conscientes y cognoscitivas están más allá de la RAZON.

En el mundo hallamos millonadas de animales racionales que deslumbran por sus razones...y el mundo está propiamente en un CAOS; por doquier hay hambre, miseria, odios, guerras, explotación, filicídios, abortos, calumnias, robos, asesinatos, violaciones, incestos, injusticias, maldad, ambición. etc.; y, sin embargo el animal racional goza de razón, y el mundo del gusano racional es ese...UN BASURERO de la peor especie. Si por no pertenecer a ese inmundo fango, nos califican de IRRACIONALES, ARRACIONALES, etc., aceptamos el epíteto; y si alguien anhela salirse de ese basural y es calificado de loco, idiota, iluso, irracional, soñador, etc., sea BIENVENIDO.

Los ROSACRUCES vamos rumbo a un COSMOS PLENO DE CONSCIENCIA, lleno de LUZ DIVINA, PROPIA DE LA CONSCIENCIA DESPIERTA, Y AUSENTE DE ESO QUE LLAMAN «RAZON».