EL  EGO
 

4. El EGO; nada tiene de divino; el ego es simple y llanamente un conjunto - reiteramos- de valores ya positivos, o negativos; esos valores, o agregados psíquicos, astrales, mentales, volitivos, etc., son los que en forma definida reciben el calificativo de yoes. El ego está compuesto por infinidad de yoes. Los yoes son Legión.



Representación de nuestros Yoes o defectos psicologicos
 

6. Todos y cada uno de los yoes, con los que carga la criatura humana, son eminentemente bestiales, salvajes, malignos, santurrones, criminales, borrachos, adúlteros, homosexuales, cínicos, fornicarios, hipócritas, ambiciosos... son terribles... son YOES.
9. Al Yo de la lujuria, no le importa que el cuerpo se halle enfermo, agonizante, o que las facultades sexuales se hallen disminuídas o agotadas; al yo de la lujuria lo que le importa es darse el gusto a toda costa y nada más. La fornicación, la lascivia, la obscenidad, el erotismo degenerado, las aberraciones sexuales, son precisamente SU ORIGEN, su alimento, y por ese "alimento" lucha desesperadamente.
11. El YO de la lujuria, lo único que quiere es fornicar, y no le importa nada más. La fornicación es el alimento básico, fundamental, primordial, insustituible del EGO, y del yo de la lujuria; más, hay algo que realmente asombra: El Yo de la lujuria, NO ES UNO, no es un diablejo o uno y en particular, el yo de la lujuria son muchos, son también una legión dentro de la legión.
13. La lujuria, pese a su múltiple conformación, es quien proporciona todo un caudal energético, una gran cantidad de alimento a todos y cada uno de los yoes, a todos los yoes no solamente fornicarios, sino a aquellos que aparentemente nada tienen que ver con el sexo.
14. El YO de la lujuria alimenta a través de la fornicación a todo eso que es el EGO. El alimento primordial del ego es la fornicación.
15. Cuando por motivos eminentemente físicos, ya por la edad, o por enfermedad, o por falta de complemento sexual, la lujuria no puede ser satisfecha por la fornicación, es entonces cuando el ego sufre lo indecible, porque no ha recibido su primordial alimento, este alimento fundamental del ego, lo constituyen las vibraciones malignas emergentes de la fornicación.
33. La fornicación "científica" y la fornicación "mística" son simplemente FORNICACION, y toda fornicación sirve de alimento del maligno, del ego. Hay veces en las que escuchando nuestras exposiciones, ciertos individuos, deciden de la noche a la mañana, seguir nuestras enseñanzas, y llegan incluso a difundir todo el conocimiento transmitido, y recibido por ellos; más, como su EGO, ellos mismos necesitan "su alimento", y ven que les hace falta su alimento principal; entonces "reaccionan" y buscan acomodo en alguna filosofía o secta religiosa que les AUTORICE fornicar.
40. El Ego es multifacético, tiene mil caras y mil máscaras.
41. El Ego es a veces rudo, violento, cínico, cruel, despidado, ateo, comunista, etc. y otras resulta ser fino, educado, hipócrita, amoroso, creyente, místico, etc.
42. El ego usa la máscara que más le conviene, y eso es lo que generalmente ocurre con todos y cada uno de sus componentes. El YO conforme a las circunstancias, se muestra tal como es, o se esconde bajo finas sutilezas.

La decapitación del ego
como se representa en:
Nadie puede permanecer en esa posición si se le cortara la cabeza.

Gotico

Peru

Egipto

 

Tibet

Peru

India

 

Grecia

Peru

India

 

Azteca

Peru

India

 

45. El ego no es más que un conjunto de YOES, y ese conjunto son miles y miles de yoes.
69. Todo el conjunto de yoes que conforman el ego, aprisionan entonces al BUDHATA en sus profundas cavernas o cárceles, impidiéndole su manifestación y sumiéndola en la más terrible de las pesadillas y en el más profundo de los sueños.
70. Es así como el yo se hizo polifacético, múltiple, pluralizado, y llegó a constituir eso que es el EGO, quien tiene en sus más profundos trasfondos cautiva y prisionera a la ESENCIA, O CHISPA DIVINA, o BUDHATA.
71. A través de los constantes y múltiples nacimientos, el ego, va haciéndose cada vez más fuerte y poderoso, más perverso y más sutil.
72. Con toda la sutilidad que caracteriza al ego, este trata de aparecer en sus manifestaciones como algo puro, necesario, divinal, etc. Y no falta por ahí, que como producto de la importación del esoterismo de oriente, se “tenga” un YO SUPERIOR, quien es el bueno, el “tipito” de la película, el hijo de dios, el sacerdote del templo, el alter ego, etc., y a regañadientes, aceptan todas las atrocidades que adornan la conducta de la bestia intelectual.
73. Cuando el EGO realiza una mala acción, dice que ha sido el yo inferior; y cuando hace una acción que “merece” ser calificada como buena, dice “Es mi acción”, y ya no le atribuyen a su yo superior.
74. Esa creación fantástica de los DOS YOES, es muy interesante, ya que le permite al ego disculparse sus malas actuaciones y ensalzarlas si así le convienen.
75. Ante el veredicto de las conciencias despiertas nos corresponde afirmar que no hay dos yoes, que no hay tal YO SUPERIOR ni tal YO INFERIOR, sino que hay miles y millones de yoes que son los que manejan los cuerpos del gusano racional, y todos esos yoes, absolutamente todos, son malignos, satánicos, diabólicos, son legión.

 
LA MUERTE MISTICA
 

67. Quienes NO han despertado la Serpiente Divina no pueden disolver uno solo de los yoes.
68. Sin la Espada Ígnea, no se puede degollar a la Medusa que llevamos dentro. Sin el FUEGO SAGRADO no podemos reducir a cenizas esa legión que es el EGO.

75.
NI UN SOLO YO, puede ser aniquilado sin el fuego sexual, sin la ESPADA DE KUNDALINI.
76. SI NO HAY FUEGO, no hay forja de Dioses. Si ni se trabaja en la forja de los DIOSES, no hay espada, y si no hay ESPADA, ¿con qué se va a decapitar a la terrible bestia que es la Medusa, que es el ego?
77.
Para acabar con uno solo de los yoes, es necesario haber despertado KUNDALINI.



 

97. El yo no mora en los cielos o en las dimensiones superiores del espacio, el yo mora en los abismos.
98. Eso que es calificado de YO SUPERIOR, no tiene nada que ver con las regiones NIRVANICAS ni celestiales; todo aquello que tiene sabor a yo, es propio del abismo.
112. Al Ego no le agrada en lo mínimo, oír hablar de castidad, de transmutación sexual, de disolver los yoes y de hacer la voluntad del Padre.
113. El ego prefiere una y mil veces la fornicación y jamás aceptaría la castidad, el ego cuida el no ser destruido, y jamás aceptará, que hacer la voluntad del PADRE es lo fundamental, y procurará hacer siempre lo que sea su deseo propio, capricho, terquedad, etc..

 



En esta escultura de la
antigua india vemos como la
decapitación del ego, representado
por el animal; la
Esencia o Budhata sale
en forma humana.
Tamil Nadu. India.
 

 

81. Es obvio que las personas que comienzan nuestros estudios, y “tienen” un gran caudal de VOLUNTAD, y un gran anhelo lo conciencial de trabajar con la disolución de sus yoes, no podrán en la “primera de cambio” dividir su atención CONCIENTE en INDIVIDUALIDAD, ACCION Y UBICACIÓN, y menos controlar a los yoes que se manifiestan en cualquier momento, pero podrán con un poco de auto- observación, captar cómo en un momento, en un instante cualquiera se manifiesta eso que es un YO, simplemente deben observar, “ver de cuerpo entero” al yo en cuestión y analizarlo. ¿Cómo se generó? ¿En qué instante emergió? La forma en que se manifestó, a través de qué centro, su fue un producto de la mente, del instinto, del deseo, o fue un acto volitivo, etc. No debe el DISCÍPULO ceder a los impulsos mecánicos que emanan del yo, sino, simplemente estudiar profundamente.
82. A través de la reflexión serena, deberá realizar un estudio minucioso de la manifestación, y es así como se iniciará en el estudio de su EGO.
83. Realizado este análisis conciencial, y luego de concluidas sus labores cotidianas, ya en su dormitorio, o en un lugar sereno y tranquilo, o en su santuario, hará memoria de lo ocurrido, y luego en oración, en meditación, se dirigirá a su DIVINA MADRE y a su PADRE QUIEN MORA EN SECRETO, solicitando que ELLOS le ayuden a controlar al YO descubierto, y a todos y cada uno de los miembros de la Legión.
84. EL PADRE Y LA DIVINA MADRE, acudirán siempre en ayuda del HIJO SUPLICANTE, lo llenarán de fuego y energía para resistir el mal y controlar al ego.
85. Todos aquellos sinceros estudiantes que anhelen ejercer un magnífico control sobre su EGO, deben necesariamente practicar el auto recuerdo y la auto observación, en todo instante, en todo momento, durante todas las horas del día y de la noche. Pedir en todo instante al PADRE y a la MADRE, estén junto a UNO, cuidándolo, protegiéndolo de todo tipo de manifestación egoística.
86. El discípulo debe SENTIR junto a él, la presencia invisible del PADRE Y de la DIVINA MADRE.
87. Desde un principio, la presencia de eso que es DIOS, es clara y manifiesta, y es precisamente esa claridad de la presencia de DIOS junto a UNO, que debe ser aprovechada para lograr el despertar de la conciencia. Si el estudiante se esfuerza en esa sensación de estar acompañado por sus DIVINO PADRES, será muy difícil, imposible, incurrir en excesos, defectos o situaciones que le hagan caer en el vicio, el pecado, la fornicación, etc., y podrá así ejercer un formidable control sobre el ego, y se mantendrá pleno de fuerza y energía provenientes de DIOS, y llegará rápidamente al DESPERTAR PLENO de su CONCIENCIA; y logrará, viviendo los valores fundamentales de la transformación íntima, despertar en sí, a su DIVINA MADRE KUNDALINI, aniquilar al ego, y ser UNO en DIOS.

 

Otra de las formas de la representación de la muerte
mística
es la de matar a la serpiente con el bastón que no es otra cosa
que la energía trasmutada en forma integral con la pareja (hombre y Mujer) por la columna,
Hércules al igual que todos los guerreros místicos realiza el sacro oficio de aniquilar todos sus yoes,
en este caso representado por las serpientes malignas.
 

96. Todos aquellos discípulos y compañeros en el Sendero que realmente están bien dispuestos a DISOLVER SU EGO, encontrarán siempre, toda la ayuda dimanante del PADRE , de la DIVINA MADRE, y de los GRANDES MAESTROS DE LA ORDEN ROSA CRUZ. Lo importante es : EMPEZAR, CONTINUAR Y PERSEVERAR.